Trataka, desarrolla tu voluntad interna

Autora: Andrea Leber

Traductora: Crista Castellanos

candletrataka (2)

Incluso si otras técnicas de meditación no han funcionado para tí, es posible que esta sí: Trataka o Tratak es una meditación poderosa y es tan sencilla que cualquiera puede empezar en casa, ahora mismo. Todo lo que necesitas es un rincón tranquilo y una vela.

Practicar Trataka implica sentarse frente a una vela encendida y enfocar la mirada en la parte mas brillante de la llama.

La práctica es super simple. Los beneficios son múltiples:

Tratak en sánscrito significa mirar, contemplar fijamente. Tiene un maravilloso efecto en los ojos: los limpia del interior al exterior. Al comienzo, la luz demanda un esfuerzo y es posible que tus ojos ardan y dejen caer lágrimas lo cual los limpia y los aclara. Trataka es una técnica fantástica que desarrolla la concentración y enfoca la mente. Balancea el sistema nervioso y ayuda a calmar la ansiedad, la depresión y el insomnio. A través de ella también desarrollamos voluntad.

Si por alguna razón eres de los que se siente incómodo en las meditaciones silenciosas sin ninguna ayuda visual, Trataka es una buena forma de comenzar.

Aprendes a controlar tu inquieta mirada que por lo general está siempre en búsqueda de objetos externos y al mismo tiempo, poco a poco, enseñas a tu mente inquieta a calmarse (al menos por un periodo corto de tiempo).

Una corta guía:

  • Enciende una vela. Ubícala a la altura de tus ojos y aproximadamente a un metro de distancia. Asegúrate de que no hay corrientes de aire para que la llama permanezca lo más quieta posible. Siéntate justo al frente con la columna erguida y enfoca tu atención en tu respiración larga y profunda. Contempla la parte más brillante de la llama. Trata de no parpadear. Haz un esfuerzo consciente de no permitir a tu mente divagar y distraerse con pensamientos o cosas sucediendo alrededor. Si los pensamientos surgen, reconócelos y déjalos ir. No te enganches con ellos o no pienses cosas del estilo: “No debería estar pensando en esto o en aquello” lo cual solo contribuye a crear más pensamientos. Empieza a practicar por 10 o 15 segundos y gradualmente aumenta el tiempo hasta un minuto, si sientes que debes y puedes hacerlo. Desarrollar la habilidad de no parpadear es algo que toma tiempo.

  • Ahora imagina que la luz de la llama penetra en tu cuerpo. Entra por tus ojos y lentamente entibia tu ser interior. Cierra los ojos y deja que la llama aparezca en la oscuridad de tus parpados. Concéntrate allí y obsérvala como si fuera el objeto externo que miraste unos segundo antes. Mientras observas la imagen de la llama en tus ojos cerrados presta atención a sus características: color, forma y la distancia que te separa de ella. Tan solo mírala sin ejercer ningún control sobre la imagen. Si se desvanece, trata de traerla de nuevo a ti, trata de hacerla vívida. Al terminar, permanece sentado por un rato mientras observas los efectos de la práctica en ti.

¿Y por qué no ser un poco más creativo y aprovechar para armar un rincón sagrado en tu casa? ¿Y por qué no usar una vela artesanal, comprada a algún pequeño productor local? Cada aceite esencial tiene sus propios efectos curativos y transmite la fuerza vital de la planta correspondiente, aprovecha ́para experimentar y…

¡Disfruta tu silencio!

Artículo orginal: http://andrealeber.com/2014/10/31/developing­willpower­with­trataka/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s