El que no perdona no baila

Siri Gurudev

Hay algunas kriyas de kundalini que incluyen baile como parte de las posturas. Como profesor, pocas veces las he utilizado, pues esa intimidad que se genera cuando diriges un baile con los ojos cerrados me acobarda, es difícil.

La primea vez que asistí a una sadhana de acuario fue como parte del primer módulo de formación de profesores de kundalini. Tenía expectativa frente a la novedad y los siente cantos me condujeron a una dulce meditación que no había experimentado antes. Después, como es costumbre, comimos prasad y elevamos una oración. Para terminar, también como es costumbre, pusieron a todo volumen la canción de Jarabe de palo “Bonito” y todos comenzaron a bailar, felices por la celebración de la alegría en sus corazones.

baile
Profesores en formación bailando en el retiro del 2014. Foto: Ángela Delgado

Yo no podía bailar.

Mi corazón estaba roto.

Era junio de 2013.

En diciembre de ese año, asistí al Sat Nam Fest en Tepoztlán, México, y tuvimos una clase con Gurmukh Kaur. Fue una de las sesiones de kundalini más hermosas y sanadores de la mi vida, y por primera vez, escuché la voz de nuestro maestro yogui Bhajan hablando del “fantasma” y guiándonos en la meditación (era una buena grabación). Gurmukh condujo a todo el grupo a bailar al ritmo de Guru Ganesha Band, como se ve aquí. Todos radiantes se movían sintiéndose liberados.

En esta ocasión, tampoco pude bailar. No es que en las fiestas no bailara, pero cuando lo trataba de hacer con consciencia, era imposible.

Solo dos años después, en el último retiro de formación, mis caderas se menearon al son de la dicha. Era natural, fluido, en realidad, bailaba.

Fue allí cuando entendí que el baile es el agua, es el segundo chakra, es la capacidad de cambio, de soltar, no apegarse. No perdonar es estar anclado al pasado y al dolor, es no poder transformarse y seguir amando. Cuando no perdonamos, las aguas de la vida no corren, y nos quedamos quietos en una actitud de desconfianza, heridos. Por eso, el que no perdona no baila.

Después de haber comprendido esta idea, no me extrañó para nada que, al encontrar la sadhana global que Spirit Voyage escogiera para el 2013 “Dones del perdón”, encontrara una kriya que se trata de… ¡bailar!

La vida es maravillosa en sus secretas coincidencias.

¡A bailar se dijo!

Sat Nam!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s